August 19, 2016

January 9, 2015

May 9, 2014

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Pienso... luego actúo

January 1, 2011

 

Como seres humanos tenemos la capacidad de ELEGIR aquello que queremos para nosotros y aquello que deseamos evitar. Para lograrlo, primero tenemos que volvernos buenos observadores para dar una mirada hacia nuestro propio comportamiento y ver qué cosas nos funcionan y qué no y claro, como dijo Albert Einstein “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” es decir CAMBIAR nuestras estrategias para solucionar problemas.

Claro, no es tan sencillo como lo digo, pues estamos influenciados por muchos años de práctica del antiguo comportamiento, por los aprendizajes de la experiencia y por nuestra ideas irracionales, sin embargo, es ahí donde vamos a trabajar: sobre nuestras ideas o mejor dicho, nuestros pensamientos.

Albert Ellis (psicólogo creador de la Terapia Racional Emotiva)  dice: “podemos  utilizar nuestra habilidad para elegir: que suele llamarse libre albedrío, cuando de modo particular observamos que pensar, que sentir y actuar están íntimamente conectados”(1)  Porque  cuando pensamos: sentimos y actuamos; cuando actuamos: pensamos y sentimos y cuando sentimos: pensamos y actuamos.

De modo qué: la manera como yo piense, será la manera como yo me sienta y como yo me sienta será como yo actúe.

Como padres tenemos la responsabilidad de guiar el camino de nuestros hijos, entonces tratemos de hacerlo pensando bien en las implicaciones que puede tener nuestro comportamiento en su educación y por lo tanto en su forma de comportarse. Entonces, antes de actuar pensemos:

  • “¿Acaso mi hijo está realmente haciendo esto para enojarme?”,

  • “¿Acaso con el castigo voy a lograr que sea más responsable?”

  • “¿Con los gritos voy a lograr que me respete?”

  • “¿Qué siento cuándo no me obedece?”, etc.

Por ejemplo, si pensaras “si realmente él está haciendo ésto para enojarme” ¿cuál sería tu emoción y comportamiento?. Por el contrario si pensaras, “es un niño y lo que hace es totalmente natural y esperable, trataré de tener más paciencia”  ¿cuál sería tu emoción y comportamiento?

Por lo tanto, si quieres cambiar tu forma de sentir y actuar, procura encontrar el equilibrio CAMBIANDO TU FORMA DE PENSAR y luego DECIDE qué hacer asumiendo las consecuencias.

Prueba! veras la diferencia en tu comportamiento y el comportamiento de tus hijos! Pero no lo lograrás de la noche a la mañana pues necesitas PRACTICA. ¿Práctica? Si, así como cuando aprendes a manejar o a hablar un nuevo idioma tienes que practicarlo constantemente, debes practicar todos los días esta nueva forma “filosofía de vida”  Se consciente de cuáles son los pensamientos que anteceden a  tu comportamiento.

Si has decidido de manera firme, empezar a educar a través de la disciplina positiva a tus hijos, puesempuja a tus pensamientos para que tus sentimientos y conductas te lleven a tu meta.

Practicalo todo los días a toda hora!!

 

Gina Graham
Psicóloga – Psicoterapeuta de niños y adolescentes
Certified Positive Discipline Parenting & Classroom Educator

“Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos” Albert Einstein

(1) El Camino Hacia la Tolerancia. Dr. Albert Ellis, Ediciones Obelisco, Barcelona 2006