August 19, 2016

January 9, 2015

May 9, 2014

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

El lenguaje del amor. Alentando a nuestros hijos

November 16, 2012

 

Me encontré con esta gran palabra en inglés Encouragement,que es una de las bases de la Disciplina Positiva, busque y pregunté su significado para tratar de traducirla a una palabra en español que significara lo mismo, pero no lo logré, pues para la Disciplina Positiva y Teoría Adleriana, está palabra más que una palabra, es un concepto que engloba  muchos significados:  estimular, alentar, dar coraje, valorar, dar valor, demostrar amor, dar ánimo…

Creo que uno de los regalos más grandes que les podemos dar a nuestros hijos es incentivarlos a que tengan iniciativa a mejorar cada día y se sientan capaces de usar su poder de manera constructiva. Pero, ¿cómo lo logramos?. Esto lo logramos a través de las frases y acciones diarias que demuestren amor y fe en sus acciones, cuando reconocemos su esfuerzo y nos enfocamos en las mejoras que demuestran en sus pequeños pasos e iniciativas.

Sin embargo, en este punto es importante reconocer la diferencia entre Animar/Alentar y  Alabar,pues son dos cosas distintas, sin embargo, fáciles de confundir.

En las alabanzas hay muchísimo elogios desmedidos y fuera de la realidad, alabamos a los niños de manera desproporcionada, lo comparamos con el resto o les decimos cosas que el realidad demuestran una fuerte aprobación externa. Entonces su comportamiento, en vez de estar dirigido a mejorar, está dirigido a complacer a los demás (motivación extrínseca, de afuera hacia adentro).  Ponemos citar algunos ejemplos de alabanzas “lo hiciste como te dije” “así me gusta que seas” “Pudiste ganar la carrera, tú eres mucho mejor que el resto” “20!! Lo máximo!!” “Que lindo tu dibujo”  “Eres perfecto”, “16? Tu puedes más que eso!”, etc.

En cambio, las frases y acciones que Animan y alientan  están orientadas a generar una motivación intrínseca (de adentro hacia fuera), reflejan un verdadero respeto, amor y fe en nuestros hijos. Reflejan que estamos pendientes de ellos, que reconocemos su esfuerzo, su individualidad; significa que apreciamos su aporte, a través del agradecimiento constante y la designación de responsabilidades con verdaderos trabajos en el hogar y no solo algunas “mini responsabilidades” para salir del paso (como que tienda su cama o saca la basura) sino con responsabilidades que reflejen que los consideramos capaces y miembros contributivos dentro del hogar. Algunas frases de Aliento podrían ser: “Aprecio tu ayuda” “Te has dado cuenta todo lo que puedes lograr por tí mismo” “Qué piensas de tu dibujo”  “Gracias por acomodar tus cosas” “Cómo te sientes…”Tengo fe en tí” , etc.

Por lo tanto, para Animar/Alentar, es posible que tengamos que cambiar algunas creencias,  formas de comunicarnos y comportarnos con nuestros hijos, y en lugar de enfocarnos en las fallas para que mejoren o alabar un acción cotidiana como extraordinaria, mejor nos enfocamos en todos sus puntos fuertes y habilidades y qué pueden hacer para mejorar y qué podemos hacer nosotros para ayudarlos a alcanzar esa meta; en este punto, los errores nos sirven como maravillosas oportunidad para aprender.

Por último, recordar que todo el tiempo estamos alentando o desalentando. Nuestra labor como padres es crear  en nuestro hogar una atmósfera segura, cálida, de respeto y de cooperación,  donde nuestros niños sientan que son parte de, que son importantes y capaces de desenvolverse de manera sana y así  puedan desarrollar al máximo todas sus potencialidades.

Ps. Gina Graham
Certified Positive Discipline Parenting & Classroom Educator

“La respuesta es simple: si realmente lo quieres, lo vas a lograr”

Referencias:
Don Dinkmeyer, Jr. Ph.D. & Dinkmeyer, James S.  The Basic of Parenting
Dreikurs, Rudolf, Children: The Challenge
Nelsen, Jane,  Positive Discipline

Please reload

Síguenos